viernes, 8 de octubre de 2010

CAJITA DE SELLOS.

En el anticuario de Lincoln donde la compré no sabían qué era. En realidad había entrado buscando otra cosa. La ví, la cogí, la abrí y pregunté el precio: ¡¡¡Dos libras!!!. No, no se había equivocado, la etiqueta autoadhesiva marcaba esa cantidad (₤ 2).
Evidentemente, la compré.
Por señas, (yo no hablo ni una palabra de inglés) la señora del anticuario me dijo que se trataba de un joyero. O eso entendí yo, ya que se señalaba el dedo anular y el lóbulo de la oreja y metía en la cajita unos imaginarios anillos y pendientes.
Puse cara de excéptico, negué con la cabeza y me llevé los dedos índice y corazón a la punta de la lengua, luego a la superficie del mostrador y dí un pequeño puñetazo encima.
- ¡Ah, stamp!
- ¡Yes!

Entoces fue cuando ella movió la cabeza, esta vez en sentido afirmativo, y repetía: ¡Stamp, yes!
Es una cajita de bronce o al menos metal dorado. Tiene un peso considerable.
No creo que sea muy antigua; pero me sirve para guardar los sellos. Y si me guardáis el secreto: También hace, a veces, las funciones de joyero.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"I am speechless. This is really a fantastic weblog and extremely engaging very. Fantastic give good results! That's not actually considerably arriving from an beginner publisher like me, but it's all I could say after diving into your posts. Wonderful grammar and vocabulary. Unlike other weblogs. You genuinely know what you're speaking about too. A lot that you simply created me wish to learn far more. Your website has grow to be a stepping stone for me, my fellow blogger. Many thanks for that detailed trip. I truly enjoyed the 8 posts that I've go through to date. "

RosaMaría dijo...

Es una preciosura y la anécdota encantadora. Beso.

SEFA dijo...

Me ha gustado esta caja,seguro que era de ese bonito tiempo que escribiamos cartas ( a mi me encanta)ahora lo hago con los correos a los amigos.
Durante un tiempo coleccione sellos y cuando mi hijo mayor se caso se los pase, durante unos años seguia recibiendo como yo los sellos, ahora los tiene un poco olvidados,de vez en cuando cuando veo una bonita coleccion se la regalo.
Un abrazo.Sefa

RosaMaría dijo...

Vuelvo a pasar por tu "cajita de sellos". Preciosa y con historia. Saludos.